Seleccionar página

DESAYUNO SANO, ENERGÉTICO Y NUTRITIVO

Seguro que ya has oído hablar de la avena, la quinoa, el lino y/o el centeno.

Los llaman súper alimentos porque, por sus propiedades nutritivas, nos ayudan a combatir determinados desajustes relacionados con los sistemas hepático y digestivo.

Hace tiempo que introduje estos alimentos en mi dieta, y cada vez me alegro más de esta decisión.

La avena fue para mi un gran descubrimiento.

Después me enteré de que la llaman “el cereal de los deportistas” por su alto contenido energético y por la presencia de magnesio, potasio y zinc.

Pero lo cierto es que, según he podido saber de la mano de los nutricionistas a los que sigo y que la usan constantemente en sus recetas, sus propiedades no acaban ahí; además de ser un cereal muy nutritivo, es uno de los más completos:

-aporta hidratos complejos (de los buenos), y es rica en proteínas, potasio, calcio, hierro, magnesio…

-al contener ácido linoleico, avenasterol y lecitina, es muy recomendada para regular el colesterol y prevenir dolencias cardiovasculares.

-su avenina ayuda al buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso, colaborando a combatir el insomnio y la ansiedad.

-también es muy útil en la buena salud de nuestro sistema digestivo, por su contenido en fibra y en betaglucanos, pudiendo prevenir el estreñimiento, la gastritis, la diarrea, los ardores…

-se recomienda el consumo durante el embarazo y la lactancia por su contenido en calcio, vitamina E, hierro y zinc. Gracias a ese contenido en vitamina E contribuye a la buena salud de la piel; y por la presencia de lignanos y fitoestrógenos se recomienda como prevención del cáncer mama, entre otros.

Son muchas la maneras en que podemos introducir la avena en nuestra dieta, pero os voy a sugerir una receta bastante fácil de hacer, y que además resulta muy saludable, energética y nutritiva (alimentación de la llamada SEN), siendo un desayuno perfecto. Se trata de una GRANOLA SIN ACEITE.

En realidad he hecho algunas modificaciones respecto de la receta original, que podéis encontrar en http://danzadefogones.com/granola-sin-aceite/, pero es más por un gusto personal, que por que esa receta no sea ideal, que lo es.

La granola es el desayuno ideal para los que siempre andan con prisas y no tienen mucho tiempo. Es muy fácil de preparar y además, como he hecho yo, puedes utilizar los ingredientes que más te gusten. Otra ventaja es que puedes hacerla en grandes cantidades porque aguanta mucho tiempo (más de 15 días si la pones en un recipiente de cristal bien tapadita).

Si tienes tu granola preparada, puedes tener un desayuno sano, equilibrado y delicioso en 1 minuto. Sólo tienes que coger un bol, echar la granola y tu leche vegetal preferida, o el yogur que más te guste. También puedes echarle fruta fresca o cualquier otro ingrediente que se te ocurra.

La granola suele llevar frutos secos, semillas, copos de avena, frutas secas, algún endulzante y la mayoría de las recetas también usan aceite. Sin embargo esta receta es sin aceite, pero el resultado es el mismo y de esta forma es mucho más ligera.

Para hacer la granola basta con mezclar todos los ingredientes en un bol y añadir la mezcla de agua, y endulzante (yo he utilizado sirope de arce, pero puedes usar cualquier otro sirope o melaza).

Puedes calentar los ingredientes líquidos, si quieres, para que sea más fácil integrarlos con el resto de ingredientes, pero no es imprescindible. Antes de hornear la granola tienes que  extender la mezcla sobre una bandeja del horno, para que pueda tostarse por todas partes por igual.

El tiempo de horneado puede variar en función de cada horno, así que te recomiendo que le eches un vistazo de vez en cuando. Para que la granola no se quede muy dura (como si fueran barritas de muesli) lo ideal es sacarla una o dos veces durante el proceso de horneado y removerla para que no se pegue demasiado.

Puedes sustituir cualquier ingrediente y utilizar otras frutas, frutos secos y semillas. Si no tienes bayas de Goji o no te gustan, no te preocupes, puedes echar más dátiles, otras frutas secas o simplemente no echar nada, es muy difícil que la granola no salga bien, ¡le encanta a todo el mundo!

GRANOLA SIN ACEITE (10′ DE PREPARACIÓN Y 25′ DE COCCIÓN)

INGREDIENTES

  • 2 tazas de copos de avena (200 g)
  • 1 taza de almendras troceadas (160 g)
  • 1 taza de dátiles troceados (170 g)
  • ½ taza de bayas de Goji (60 g)
  • ½ taza de pipas de girasol (70 g)
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • ½ taza de agua (125 g)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla(opcional)
  • ⅔ taza de sirope de arce (215 g) u otro endulzante o melaza.

 

INSTRUCCIONES

  1. Precalienta el horno a 160ºC o 320ºF.
  2. Mezcla en un bol grande los copos de avena, las almendras, los dátiles, las bayas de Goji, las pipas de girasol y la canela en polvo.
  3. Puedes calentar el agua, el extracto de vainilla y el sirope en un cazo para que sea más fácil integrarlos con el resto de ingredientes, pero no es necesario.
  4. Echa en el bol los ingredientes líquidos y remueve hasta que estén completamente mezclados.
  5. Hornea la granola en una bandeja de horno durante unos 25 minutos o hasta que esté dorada. Durante esos 25 minutos te recomiendo que sacas la bandeja 1 ó 2 veces para remover la granola y que no se pegue demasiado.
  6. Saca la bandeja y deja enfriar la granola completamente. Guárdala en un recipiente hermético (a ser posible de vidrio) a temperatura ambiente.

Anímate a prepararla y a contarnos si te gusta. ¡Mándanos una foto! Pero sobre todo, disfrútala.

El yoga puede cambiar tu vida, te lo aseguro. ¡Anímate a cambiar!

Suscríbete a mi newsletter y recibe mensualmente los mejores consejos sobre yoga y vida sana.

¡Gracias por suscribirte!