Seleccionar página

Hoy en día podemos acceder a todo tipo de información a través de internet, pero si por eso fuera nadie nos animaríamos a hacer nuestras pequeñas aportaciones.

Por más que podáis tener un montón de información a vuestro alcance, siempre hay algo nuevo que aprender: un dato, un enfoque, una sensación.Esa es mi propia experiencia personal, y lo que que principalmente me ha animado a empezar a escribir en este blog.

La vida es un continuo aprendizaje, en cada una de sus facetas, y cualquier aportación va siempre a enriquecernos.

En esta primera entrada voy a hablaros del Saludo al Sol.

Muchas veces nos preguntamos por qué el Saludo al Sol o Surya Namaskar(nombre en sánscrito, donde Suryaes sol y Namaskares saludo) es una de las primeras secuencias que aprendemos al empezar a practicar yoga, y también por qué es una parte esencial de la práctica del hathayoga.

Al parecer, los orígenes del saludo al sol son bastante recientes, pues nada se dice respecto a él en los textos antiguos.

El Saludo al Sol surgió más bien a principios del siglo XX cuando, en el palacio de Mysore (India), Krishnamacharya mezcló las tradiciones de la gimnasia británica y la lucha de los indígenas.

Sean cuales sean sus orígenes exactos, el saludo al sol se presentó como un nuevo elemento importante del hatha yoga en los años treinta, tras lo que se expandió lentamente por la India y por todo el mundo.

La idea que había detrás de esta y de otras posturas relacionadas era lo que Krishnamacharya llamó vinyasa (de vi:”de un modo especial” y nyasa “colocar”). Se aplicaba a los movimientos fluidos que él había desarrollado para que, unidos a las posturas individuales generaran una nueva forma de actividad armoniosa. El resultado fue algo parecido a un ballet yogui.

Willian J. Broad “La ciencia del Yoga”

¿EN QUÉ CONSISTE?

Es un ejercicio dinámico de 12 posturas que se realizan en una secuencia continua, combinándose el movimiento con la respiración. En dicha secuencia cada asana o postura es una compensación de la anterior a nivel de columna, movimiento y respiración, y además cada una de ellas tiene sus propios efectos fisiológicos.

El saludo al sol es en sí mismo un sistema completo de práctica de yoga, pero también puede formar parte, como de hecho lo hace, de una sesión de yoga en la que se combinen otros muchos asanas. Cuando ésto ocurre, se suelen practicar varias vueltas al principio de la clase, introduciendo variantes.

Si bien todo el mundo puede practicar el Saludo al Sol, existen variantes y/o alternativas para embarazadas, personas mayores, niños y personas con alguna patología o dolencia física.

Son muchos los beneficios de la práctica del saludo al sol, y entre ellos podemos destacar los siguientes:

  1. Flexibiliza y fortalece la columna vertebrar, movilizando todas las articulaciones.

  2. Revitaliza y estira músculos y nervios, tonificándolos y estimulándolos.

  3. Dado que también se tonifican los órganos internos, aumenta la capacidad de resistencia de todo el organismo.

  4. Al regular la respiración, también la sangre se oxigena y como consecuencia se ventilan los pulmones.

  5. Es un excelente ejercicio para eliminar el estrés y la ansiedad, además de para aumentar la autoestima.

La razón fundamental de practicar el Saludo al Sol al principio de la práctica es porque nos permite entrar en calor y permite que nuestro cuerpo vaya despertándose de una manera gradual (encendiendo el “agni“o fuego interno). A través del Saludo al Sol nos centramos y conectamos con nuestra respiración, facilitando también la creación de espacio en nuestra mente.

ALGUNAS RECOMENDACIONES PARA REALIZAR EL SALUDO AL SOL EN CASA

Momento de realizarlo: puedes hacerlo en cualquier momento del día, pero si lo introduces como rutina, nada más levantarte -siempre antes de desayunar- notarás que dispones de mucha más energía durante todo el día.

Lugar: basta que sea espacioso, para que te permita hacer todos los movimientos con libertad, y que no haya nada ni nadie que te distraigan, ya que eso potenciará otro de los beneficios importantes del Saludo al Sol: la concentración de la mente en lo que estás haciendo en este lugar y momento exactos (“Aquí y ahora” como decimos en yoga)

Equilibrio: recuerda hacer siempre las dos vueltas (lado derecho y lado izquierdo) para equilibrar los dos lados del cuerpo.

Intensidad: puedes repetir Surya Namaskartantas veces como quieras, pero recuerda empezar siempre con movimientos lentos y suaves, especialmente si lo haces por la mañana temprano, ya que puedes sentirte muy “duro” y con la sensación de que tus músculos estén entumecidos. A medida que tu cuerpo se vaya calentando, puedes aumentan el ritmo y la intensidad.

Personalmente me encanta hacer una o dos vueltas muy lentas, poniendo atención en cada parte de mi cuerpo que deseo activar, y conectando poco a poco con mi respiración. Después incremento el ritmo para sentir cómo entro en calor y todo empieza a fluir.

A continuación os dejo el enlace en el que podréis ver la secuencia completa de Youtube. No olvidéis suscribiros a nuestro canal de Youtube si queréis seguir recibiendo contenidos sobre yoga, alimentación y vida saludable, y contadnos vuestra experiencia practicando el Saludo al Sol.

https://youtu.be/WN_EbWIcmlo

Seguimos aprendiendo cada día, todos de todos.

Namaste

Nieves

Espacio Yoga

El yoga puede cambiar tu vida, te lo aseguro. ¡Anímate a cambiar!

Suscríbete a mi newsletter y recibe mensualmente los mejores consejos sobre yoga y vida sana.

¡Gracias por suscribirte!